Seleccionar página

Diseños innovadores para inmobiliario urbano en base a una mezcla de concreto y plástico es lo que buscan crear desde Ekorucan, un proyecto apoyado por Semillero B que pretende desarrollar productos en base a una mezcla de hormigón más liviana, con mejores propiedades térmicas y amigable con el medio ambiente.

“El producto consiste en una mezcla a base de concreto en combinación de aproximadamente un 40% de plástico, lo que la hace un material más barato, más liviano y con mejor térmica y acústica que el hormigón tradicional. Además, al utilizar desechos plásticos aportamos a descongestionar vertederos colapsados”, señala Nils Tello, Director de Ekorukan.

Esta mezcla se puede aplicar a sistemas de moldaje para confeccionar bloques y paneles de construcción, macetas y jardineras; mobiliario de terraza y espacio público.