Seleccionar página

Más de 300 empresas en Latinoamérica están apostando por una nueva economía, generando valor desde lo social y medioambiental: Las Empresas B.

Con el objetivo de promover la cultura de las Empresas B y cómo empresas regionales y nacionales están generando un impacto positivo en su entorno, se realizó el seminario “Impulsando la creación de empresas con propósito” que logró convocar a cerca de 80 personas en La Serena.

 

Las empresas B son aquellas que generan un tiple impacto positivo (económico, social y medioambiental) y definen propósitos que van allá de sus intereses financieros, considerando la relación con sus trabajadores, proveedores, medio ambiente y las comunidades. En Latinoamérica hay cerca de 300 empresas y en Chile son 87 las que han logrado certificarse. Entre éstas últimas, está Guayacán, la primera cervecería en certificarse como Empresa B en América Latina.

 

“Sentimos que la forma de pensar de las empresas B se ajusta mucho a lo que nosotros creemos que debería ser una empresa: No solamente producir y vender cerveza, sino también generar un impacto positivo en todo el entorno, trabajadores, vecinos, etc.” señaló Cristóbal Holmgren, Gerente de Producción de Cervecería Guayacán, ubicada en el Valle de Elqui.

 

Por su parte, Héctor Jorquera, emprendedor social, fundador de Araucanía Hub y fellow de Ashoka, cree que esta iniciativa es de tremenda importancia, ya que “es una demostración de que en las regiones de Chile podemos pensar y considerar distintos tipos de economía, lo que es una exigencia en estos tiempos. Estamos viviendo un ciclo de transformación económica en el mundo que requerirá mucho talento e inteligencia colectiva para resolver, por una parte, los problemas que deja el sistema económico actual, y enfrentar los nuevos retos que se vienen en temas de empleo, la automatización del trabajo, poder lidiar con los grupos excluidos, que a pesar de todos los esfuerzos económicos que hacen los países, no logran insertarse en los modelos económicos”.

 

Gustavo Dubó, Director Regional de Corfo Coquimbo, destaca la importancia de este programa para la región. “Lo que estamos buscando es poder desarrollar e impulsar este tipo de proyectos, que no sólo apoyan el aspecto económico, sino que también tienen una iniciativa social y ambiental. Hoy, Chile ha desarrollado un ecosistema que promueve la innovación social, como las empresas B, que abordan problemáticas de la comunidad, y en ese sentido, este iniciativa de Gedes permite que los emprendedores locales tengan esta oportunidad. En ese sentido, quiero invitar a postular a Semillero B a todos los innovadores que quieran tener empresas con un triple impacto y promover proyectos con innovación social”.